Social Media, esa burbuja que no termina de estallar

Sep 1, 2011 | Social Data | 0 Comentarios

Las redes sociales se extinguirán. Al menos, tal y como las concebimos hoy día. Y aunque parezca mentira, el plazo lo marcamos nosotros: los usuarios. Muchas noticias vaticinaban el fin de Facebook ante la llegada de Google+ con su temida indexación y sus «revolucionarios» círculos. Sin embargo, la Red social de Zuckerberg cuenta hoy día con 640 millones de usuarios, de los cuales la mitad son únicos al día. Y eso no caería de la noche a la mañana… ¿o sí?
Lo que ha conseguido provocar es miedo. Y ese temor ante el todopoderoso Google ha revuelto el mercado. Twitter incorpora álbum fotográfico y mejora su sistema de búsquedas, aunque no termina de despegar en el ámbito publicitario. Facebook añade «temas del momento» y continúa impasible en su constante ejecución de cambios. Sin embargo, ¿alguien ha notado una mejoría considerable con alguno de ellos?
No importa. Facebook lo quiere todo, compite contra todos: Geolocalización frente de Foursquare; Fotografía social frente a Instagram (¿cuándo abrirán su mercado a Android?); plataforma audiovisual frente a Youtube. En este aspecto, el visionado de videos ha dejado en el gigante azul 51 millones de visitantes únicos durante el mes de Julio, frente a los 62 millones de VEVO, cuya proyección es decreciente. Y, aunque aún dista de los 158 millones en los que se sitúa Youtube, la estrategia de Zuckerberg parece querer apuntar a esas cuotas.
¿Qué pretendo decir con todo esto? En primer lugar, llevo tiempo planteando escapar de las redes sociales como plataforma estratégica y de promoción en el mundo del entretenimiento. Creo que limitan considerablemente las posibilidades de producción y creatividad, y los precios que marcan pueden dejar tras de sí incertidumbre en futuras acciones. Saturan, mal acostumbran y generalizan. En segundo lugar, el mundo de la televisión, del cine, de los contenidos audiovisuales (que ojo, son y serán de gran atractivo para todo tipo de marcas) exigirá en un periodo de tiempo no muy distante un plus. Quizá de segmentación, puede que temático. Tal vez, este primer boceto de televisión social que está a punto de aterrizar consiga poner patas arriba el asunto y abra la puerta definitivamente al transmedia y la interactividad absoluta.
En fin, hay vida más allá de Facebook, Twitter y Google+. La pregunta es: ¿se adaptarán las marcas -algunas pronto y mal, otras tarde y sin remedio- a estos cambios, o serán impulsoras de los mismos? Quizá sea el momento de arriesgar, de apostar por lo móvil, lo temático, lo diferente. De levantar la mano en esa reunión en la que solo asentimos al escuchar la próxima estrategia online.
Pero, no perdamos de vista el presente. Es ahí donde está el mercado, como bien puede deducirse de la siguiente infografía. Aquí es donde están quienes tenemos el poder de cambiarlo.

Chema López

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Hacia la simplicidad del Data (II)

El jueves en nuestro post “Hacia la simplicidad del Data” hablábamos sobre el trabajo que desde DOG Social Intelligence desarrollamos para ayudar a nuestros clientes en la obtención de datos que les aporten valor. Entre otras cosas comentábamos...

El Valor de las Emociones

El Valor de las Emociones

Hoy leíamos en la web Online Social Media "Turning down the volume on volumetrics" sobre la monitorización social como elemento clave en Social TV incluyendo la medición de emociones. El artículo se basa en 6 puntos principales: 1. Las métricas ya...